Tu bicicleta fixie: ¿Con freno o sin frenos?

A veces publicamos fotos de las bicicletas fixie que nos enviáis, nuevas o restauradas, en nuestra página de Facebook o en la cuenta de Twitter o en la de Instagram. Tal vez entre los comentarios que nos dejáis veáis alguno con cierto tono de reproche del tipo: “con esos frenos y single speed no se pued ehablar de bicicleta fixie” u otros por el estilo. Si ere nuevo en esto de las fixies, tal vez no acabas de entenderlo bien. ¿Por qué algunas bicicletas fixie llevan frenos y otras no?

En realidad, como ya hemos explicado en otros post, una bicicleta fixie es una bicicleta reducida a su mínima expresión. Por lo tanto, se prescinde de elementos que no son imprescindibles para circular correctamente en bici, como por ejemplos los frenos y los cambios, y todo el cableado que va asociados a ellos. Así que el sistema de frenado de las fixies es completamente diferente al de las bicicletas tradicionales.

El caso es que la extensión de la cultura fixie y su popularización en las ciudades hizo que las fixies calaran en nuevas capas de la sociedad. Dejaba de ser un mero medio de transporte, como lo había sido para los mensajeros de algunas ciudades de EE.UU,  para convertirse en una forma de vida, en un rasgo de identidad personal. Comenzaron a proliferar modelos y marcas y éstas tenían que hacer lo posible para adaptarse a los nuevos fixeros.

El sistema fixed gear o de piñón fijo hace que la conducción sea diferente y esto suponía un problema para los nuevos usuarios, que al utilizar una fixie se sentían inseguros. El principal cambio estriba en que los pedales se mueven al mismo rito que la cadena y la rueda, con lo que el sistema de frenado cambia. La fixie no incorpora freno sino que para bajar la velocidad hay que dar pedales a menor velocidad; y para frenar completamente hay que bloquear el movimiento de los pedales de tal manera que la bicicleta derrapa, como podéis ver en este vídeo.

Pero, ¿por qué algunas fixie llevan frenos y otras no? En primer lugar, la fixie en su sentido más genuino no lleva freno como tal. Lo que ocurre es que algunos fixeros optaron por incorporarle un freno para la rueda delantera. En teoría, el código de circulación impone llevar un sistema de frenado en la rueda delantera y otro en la rueda trasera, por lo que se entiendo que con un freno adelante y el sistema de frenado típico de las fixie es suficiente. Así que con el código en la mano, no se debería utilizar una bicicleta fixie sin freno delantero.

Veréis también fixies con dos frenos. En este caso, se trata de bicicletas que aunque mantienen la estática fixie no son fixies en el sentido estricto del termino. Se trata de bicicletas single speed, que funcionan de la manera tradicional. Normalmente estas bicicletas, al menos todas las que vendemos en Othercycling, tienen rueda trasera Flip-Flop, es decir, reversible. Se puede colocar en modo fixie o en modo single speed.

Además, existen los frenos contrapedal; un sistema interno de frenado en el buje de la rueda y al hacer un movimiento contrapedal, la bicicleta frena de la misma manera que lo hace con unos frenos convencionales.

Y ahora nos interesa saber vuestra opinión. ¿Es mejor mantener la esencia fixie y prescindir de frenos convencionales? ¿Aceptamos la estética fixie con modalidad single speed y frenos? ¿Cómo tenéis configurada vuestra fixie? ¡Deja tu comentario!

¡Compártelo!

    Un comentario en “Tu bicicleta fixie: ¿Con freno o sin frenos?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *